Buena Voluntad Mundial – Preliminar

Buena Voluntad Mundial es una actividad de servicio para establecer rectas relaciones humanas y resolver los problemas de la humanidad mediante el poder constructivo de la buena voluntad. Las actividades de Buena Voluntad Mundial son esencialmente de carácter educativo.

Principios – El trabajo de Buena Voluntad está basado sobre los principios de hermandad, la unidad humana, el compartir y también sobre los derechos y las libertades fundamentales presentadas por las Naciones Unidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Buena Voluntad es una organización de servicio mundial que practica el principio de no discriminación en las razas, religiones, ideologías y convicciones políticas y económicas.

Propósitos – Buena Voluntad Mundial tiene tres objetivos principales:

Ayudar a movilizar la energía de la buena voluntad.

Cooperar en el trabajo de preparación para la entrada de la nueva era o nuevo orden.

Educar a la opinión pública sobre las causas de los principales problemas mundiales, y ayudar a crear la forma mental de la solución de los mismos.

Organización – Buena Voluntad Mundial es una asociación voluntaria de hombres y mujeres de buena voluntad abierta a todos quienes apoyan sus principios y objetivos. Buena Voluntad Mundial no es una organización de miembros ni existen tareas para ellos. Buena Voluntad Mundial es una Organización No Gubernamental (ONG) acreditada en la Oficina de Información Pública de las Naciones Unidas. Buena Voluntad Mundial mantiene relaciones informales con algunas de las Agencias Especializadas y con una amplia variedad de ONG nacionales e internacionales. Es miembro consultivo del ECOSOC (Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas).

Financiación – El trabajo es financiado exclusivamente por contribuciones voluntarias o donaciones.

Movilización de la Buena Voluntad

La esperanza del futuro reside en las manos de los hombres y mujeres de buena voluntad. Sin una amplia colaboración y cooperación, los dirigentes, expertos, técnicos, ejecutivos y especialistas en todos los sectores de la vida serían relativamente impotentes para realizar su trabajo. La enfocada e iluminada opinión pública es uno de los factores más importantes en la reconstrucción del mundo pero ha sido poco empleada. La principal necesidad actual consiste en educar a la opinión pública mundial en el significado de la buena voluntad y las correctas relaciones humanas, como una poderosa energía creadora y una nueva manera de vivir, y movilizar a los hombres y mujeres de buena voluntad para establecer la buena voluntad como una nota clave de la civilización de la nueva era. Buena Voluntad Mundial colabora en esta tarea mediante:

Sugerencias y asistencia a los individuos a fin de incrementar su efectividad en el servicio.

La cooperación con la acción de servicio mundial realizada por otras organizaciones y grupos de organizaciones.

El apoyo al trabajo de las Naciones Unidas y sus organismos especializados.

Un programa educativo mundial que incluye:

Publicaciones en muchos idiomas presentando los principios que subyacen en las correctas relaciones humanas actuando en zonas cruciales de los asuntos humanos, incluyendo educación, religión, finanzas, política, psicología, filosofía y problemas mundiales.

Un programa de distribución de folletos a todas partes del mundo, con la ayuda de asociados voluntarios y grupos cooperadores.

El Boletín de Buena Voluntad Mundial, una publicación trimestral que ofrece información actualizada sobre las acciones constructivas en las más importantes áreas de la vida humana.

Cuadernos de estudio que tratan sobre algunos de los mayores problemas mundiales.

Comentarios de Buena Voluntad Mundial, una publicación que expone evidencias de la emergente civilización con comentarios de los eventos mundiales de actualidad.

Preparación para la reaparición de Cristo

Este es un tiempo de preparación no sólo para una nueva civilización y cultura en un nuevo orden mundial, sino también para la llegada de una nueva dispensación espiritual.

La humanidad no sigue un derrotero incierto. Existe un Plan divino en el cosmos del cual somos una parte. Al final de una era los recursos humanos y las instituciones establecidas se muestran inadecuados para enfrentar los problemas y las necesidades mundiales. Durante ese tiempo el advenimiento de un Maestro, un líder espiritual o Avatar, es anticipado e invocado por las masas humanas en todas partes del mundo.

Hoy la reaparición del Instructor del Mundo -el Cristo- es esperada por millones, no sólo por quienes profesan la fe cristiana sino por aquellos de cualquier creencia que esperan al Avatar bajo otros nombres -el Señor Maitreya, Krishna, el Mesías, el Iman Mahdi y el Bodhisattva.

El espejismo y la distorsión rodean el hecho central de la respuesta divina a la necesidad humana, esto es inevitable pero sin importancia. El hecho de la transición hacia una nueva era es importante. La preparación por los hombres y mujeres de buena voluntad es necesaria para introducir nuevos valores por los cuales vivir, nuevos patrones de conducta, nuevas actitudes de no separatividad y cooperación, llevando al mundo hacia las correctas relaciones humanas y la paz. El Instructor del  Mundo que viene está principalmente concentrado, no con el resultado del pasado error, sino con los requerimientos de un nuevo orden social y con la reorganización de la estructura social.

Buena Voluntad Mundial distribuye literatura informativa y educativa sobre estos temas. Una plegaria mundial, La Gran invocación, es también distribuida en escala mundial, en numerosas lenguas y dialectos. Buena Voluntad Mundial coopera también en la organización anual de un Día Mundial de Invocación.

Los Problemas de la Humanidad

El problema de establecer rectas relaciones entre hombres y entre naciones, es de urgente solución en un mundo en crisis. El actual problema inmediato consiste en contrarrestar la separatividad egoísta mediante la técnica de la entrenada, imaginativa, creadora y práctica buena voluntad. No hay problema que no pueda ser resuelto por la energía de la buena voluntad y ningún problema puede resolverse sin ella. La buena voluntad practicada realmente entre grupos de educadores, científicos, políticos, religiosos, sociólogos, psicólogos, filósofos, etc., y por cualquier nación o naciones, puede cambiar al mundo.

Buena Voluntad Mundial proporciona una serie de Cuadernos de Estudio sobre los principales problemas del progreso humano. El énfasis es puesto sobre las causas subyacentes y las tendencias emergentes, más que sobre los efectos de los acontecimientos. Se fomenta el empleo de la mente entrenada a fin de pensar y meditar reflexivamente. Los problemas considerados incluyen:

  • Capital, trabajo y ocupación.
  • Las minorías raciales.
  • Los problemas de la religión.
  • Los niños del mundo.
  • La psicología de las naciones.
  • La unidad internacional.

Existen muchos otros problemas pero éstos son los principales que enfrenta actualmente la humanidad y deben ser resueltos por el establecimiento de rectas relaciones humanas entre individuos y entre naciones.

Buena Voluntad Mundial impulsa la formación de grupos de estudio que mediante el análisis, la discusión y la meditación, pueden generar una «forma mental de la solución” a los problemas del mundo a fin de iniciar actividades locales y regionales para prestar servicio activo.

Buena Voluntad Mundial proporciona sugerencias e información a quienes lo soliciten.

Los objetivos de Buena Voluntad Mundial

Estimular y alentar a los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes para establecer rectas relaciones humanas entre razas, clases, naciones y religiones, mediante la comprensión inteligente y la adecuada comunicación.

Ayudar a analizar los problemas mundiales y aplicar en forma efectiva y práctica la buena voluntad a estos problemas, mediante la colaboración y la participación para el bien común.

Colaborar con otras organizaciones en las actividades constructivas, que contribuyan a la unidad, estabilidad y rectas relaciones humanas mundiales.

Publicar información actualizada sobre las actividades constructivas en las áreas más importantes de la vida humana por medio de la edición de un Boletín trimestral.

Ayudar a establecer la buena voluntad, como tónica de la nueva civilización.

Publicar un comentario de buena voluntad sobre temas de interés mundial.

Compaginar una lista mundial de direcciones de hombres y mujeres de buena voluntad.

Apoyar el trabajo de las Naciones Unidas y sus agencias especializadas como la mejor esperanza para un mundo unido y pacífico.

La Voluntad al Bien

Muchas personas, profundamente interesadas en la tendencia de los asuntos humanos, aspiran a encontrar formas de contribuir a la solución de los problemas mundiales de manera nueva y práctica. Pero ellos no saben con quién asociarse ni qué hacer. Como individuos se sienten incapaces y no creen en las anticuadas campañas estereotipadas de acción, pero reconocen la cualidad humana más contagiosa que puede ser organizada y hecha efectiva: la buena voluntad. Los hombres y mujeres de buena voluntad constituyen potencialmente el haber más rico y poderoso de cualquier nación y pueden influir enormemente sobre la opinión pública cuando están adecuadamente asociados y enfocados.

Es necesario un sentido más profundo de la realidad, basado en valores más amplios y un nuevo reconocimiento de la humanidad como una unidad de vida divina dentro de un universo ordenado y pleno de propósito. Seis reconocimientos pueden proporcionar la base para esta comprensión más profunda:

Uno: La humanidad no sigue un derrotero azaroso e incierto, existe un Plan. Este Plan ha existido siempre y es parte del gran diseño del cosmos. El Plan se ha cumplido por medio del desarrollo evolutivo del pasado y gracias a impulsos especiales dados, edad tras edad, por los grandes líderes, instructores e intuitivos de la raza humana.

Dos: Existe un gobierno espiritual interno del planeta, conocido bajo diferentes nombres como: la Jerarquía espiritual, la Sociedad de Mentes Iluminadas o Cristo y su Iglesia, de acuerdo a las diversas tradiciones religiosas. La humanidad nunca es dejada sin dirección o guía espiritual bajo el Plan.

Tres: Existe una difundida expectativa que nosotros denominamos la “Era de Maitreya”, tal cual es conocida en Oriente, la cual se instaurará cuando el Instructor del Mundo y actual conductor de la Jerarquía espiritual, el Cristo, reaparezca entre los hombres para enunciar la nota clave de la nueva era.

Cuatro: Existen millares de personas mentalmente alertas en todas partes del mundo vinculadas con dicho Plan, las cuales trabajan para que sea expresado. Esas personas son conscientes en forma viva y activa de que la humanidad es una unidad interdependiente. Consideran a los diversos sistemas sociales, religiosos y nacionales, en los cuales prestan servicio, como modos de expandir la conciencia humana y métodos por los cuales la humanidad aprende las lecciones necesarias. Su principal función es, por medio de su ejemplo viviente, dar a la humanidad una nueva y mejor visión de lo que la vida puede ser.

Cinco: El corazón de la humanidad está despertando. Nuestra era se destaca por el crecimiento de la buena voluntad y el esfuerzo altruista. Todas las crisis, guerras y catástrofes del siglo XX han sido incapaces de quebrantar el espíritu humano.

Seis: El Plan para la humanidad está basado sobre los principios de participación, colaboración, hermandad práctica, rectas relaciones entre los hombres y entre las naciones, y buena voluntad en acción.

Tales reconocimientos proporcionan una nueva dimensión a la realidad espiritual y una extensa perspectiva de nuestra situación. Ofrecen la oportunidad de colaborar con la evolución espiritual de la humanidad y acrecientan su capacidad para lograr la libertad.

Es necesario tener valor para expresar la buena voluntad e iniciar la tarea de preparación para el nuevo orden mundial.

Buena Voluntad Mundial

120 Wall Street, 24th Floor, Nueva York, USA
3 Whitehall, Suite 54, Londres, SW1A 2EF, U.K.
1 rue de Varembé 3e, C. Postale 31, 1211 Ginebra-20 Suiza

Deja una respuesta